In Curiosidades
⌚ Solo necesitas 7 minutos para leer este artículo

Ley Universal de la Resonancia

 

¿Qué significa «principio de resonancia»?

Este principio lo utilizas CONSTANTEMENTE en tu vida diaria, muchas veces sin saberlo o comprenderlo.

Por ejemplo, cuando se utiliza el teléfono móvil. Para hablar con alguien por el móvil, hay que estar en la misma FRECUENCIA, que es la razón misma del «número de teléfono» (o del «número de canal» de tu televisor para ver tu serie favorita).

No es un «número» al que llamas, sino una FRECUENCIA (o incluso la misma longitud de onda) en la que estás, a través de tu móvil Y en la que la persona a la que llamas también debe estar para comunicarse contigo.

Si NO estás en la «misma frecuencia» NO podrás comunicarte con la otra persona, es IMPOSIBLE. Podrás comunicarte con tu interlocutor SÓLO si estás en la MISMA FRECUENCIA.

Igualmente: Todos los espectadores de un mismo programa de televisión están simplemente en la MISMA FRECUENCIA del canal de emisión en cuestión.

 

¿Cómo funciona un teléfono móvil?

El teléfono móvil utiliza ondas de radio que viajan a la velocidad de la luz. Cuando se realiza una llamada, la voz se convierte en una señal digital.

Esta secuencia de 0 y 1 se «quema» en una señal analógica y es captada por la antena más cercana. Esta antena transmite la señal a una estación base que la envía a una oficina central. A partir de ahí, las conversaciones se dirigen al teléfono móvil del destinatario.

España, por ejemplo, está dividida en miles de “celdas”. Cada zona es atendida por un transmisor de baja potencia en el que se encuentra el llamante. Cuando la persona que llama se desplaza, la llamada se transfiere automáticamente a la siguiente celda: esta operación se llama traspaso. Es la base de la tecnología móvil.

 

Un teléfono móvil es un concentrado de física

Cuando llamas a tu madre por teléfono, por este principio de RESONANCIA, de «MISMA FRECUENCIA», SABES que es la misma, ósea, sabes que es tu madre la que estará «interesada en lo que le cuentes» y NO, por ejemplo, tu jefe…

 

Una única frecuencia para cada teléfono de usuario

En esta simbología con la telefonía, la tarjeta SIM es la asignación de un número único que también permitirá facturar tu suscripción al operador.

A finales de 2020, había aproximadamente más de 9.000 millones de suscripciones móviles en el planeta. Siguiendo este símil, NO hay que temer a la escasez: El Universo tiene un número infinito de frecuencias «vibratorias». Todas las frecuencias están disponibles.

 

¿Es la ley de la atracción una ley científica?

La Ley de la Atracción es un principio científico perfectamente conocido, en el lenguaje de los científicos se llama: «principio de RESONANCIA».

TODOS los científicos conocen este principio.

La ley de la atracción es un principio científico de resonancia Biofísica de la salud.

Los astrónomos dicen que sólo podemos observar el 3% del contenido energético del total del Universo.

Por lo tanto, para entender la Ley universal de la Resonancia, primero debemos saber que todo en el universo está en un estado vibratorio constante.

Estas vibraciones crean una frecuencia vibratoria que puede emanar a diferentes velocidades. La potencia de la frecuencia vibratoria depende de la estructura molecular y de los elementos que componen el objeto, o incluso la persona.

Los elementos que influyen en la frecuencia vibratoria son:
  • Los pensamientos
  • Las creencias
  • Las emociones
  • Las acciones
Las frecuencias vibratorias que se proyectan conforman la resonancia de esa vibración.

La resonancia es como un péndulo que fluye hacia adelante y hacia atrás infinitamente.

Infinito

 

Imagina un signo de infinito: Tú estás en un extremo del mismo, y hablas algo o lo piensas con intensidad o reiteración, ese pensamiento emanará en las líneas de ese signo de infinito, y hará su camino de vuelta hacia ti llevando la misma resonancia que tú colocaste en el canal de resonancia.

Si hablas con amor o actúas con sensibilidad, el universo responderá con amor o sensibilidad hacia ti, si hablas o actúas con odio, el universo responderá con odio tarde o temprano.

Un ejemplo tangible es poner juntos en una habitación relojes antiguos que funcionan con un péndulo. Eventualmente todos ellos se sincronizarán debido a la frecuencia vibratoria que está siendo puesta en resonancia juntos y comenzarán a vibrar juntos.

 

La Ley de Resonancia, es la base de cómo utilizar la Ley de Atracción

La Ley de la Resonancia es una de las leyes universales por las que funciona nuestro Universo y determina todos los aspectos de nuestra vida. La Ley de la Resonancia afirma que «todo individuo atrae hacia sí a personas, acontecimientos y lugares que se encuentran en un nivel de conciencia y vibración similar al suyo». Así que lo semejante atrae a lo semejante.

Establece por lo tanto que lo que emites hacia fuera lo atraes porque es lo que resuena contigo. Al igual que hacer amigos, si estás interesado en aspectos deportivos, resonarás con la gente que siente y disfruta del deporte. Si odias los coches, resonarás con una persona que odia los coches. Si eres vegano, tendrás gran tendencia a conocer veganos de forma “accidental”.

La Ley de la Resonancia establece que el ritmo de la vibración proyectada, armonizará y atraerá energías con la misma resonancia.

Aquí es donde entra en juego la Ley de la Atracción. Cómo nos permitimos sentir y cómo nos hablamos a nosotros mismos se convertirá en nuestra realidad física. Esto incluye la música que escuchamos, la televisión que vemos, los libros que leemos, y el tipo de gente de la que nos rodeamos.

Es importante tener en cuenta que la resonancia del amor es mucho más fuerte que la resonancia del odio/miedo en función de la magnitud de la frecuencia emitida.

El amor es una energía conectiva, mientras que el miedo es una energía separadora. Esas emociones crean nuestras frecuencias vibratorias que se amplifican a través de nuestro campo electromagnético.

El amor tiene la capacidad de amplificar todas las energías con las que entra en contacto. Al hablar y actuar con amor estamos enseñando a nuestra resonancia a traer de vuelta el amor y la bondad a nuestra vida. Como el amor es más poderoso que el miedo, siempre atraerá todo más fuerte, mejor y más rápido que el miedo.

Por lo tanto, cuando dos objetos o personas se unen, ambos estarán emitiendo su propia resonancia. De esta forma, el cuerpo con la resonancia más fuerte siempre atraerá al cuerpo con la resonancia más débil para igualar su vibración. Así que, cuando actuamos con amor y emitimos amor, enseñamos y emanamos a las personas que nos rodean a estar en consonancia con el amor.

 

La vibración del ser humano se ve afectada por los pensamientos

Por ejemplo, con dos objetos, puedes colocar un diapasón en un amplificador de madera en un extremo de la habitación y otro en el otro extremo de la misma habitación. Cuando hagas sonar un diapasón, su resonancia resonará en la habitación haciendo que el diapasón no tocado entre en resonancia con él y ambos comiencen a vibrar al mismo tiempo. Esto es ciencia.

Del mismo modo, los cristales emiten su propia frecuencia vibratoria que es cristalina e inmutable, a diferencia de la vibración de un ser humano que puede verse afectada por el frágil ego y los pensamientos.

El humano es el cuerpo más débil, y el cristal es el cuerpo más fuerte. A través de la Ley de Resonancia, cuando mantenemos cerca un cristal que tiene una frecuencia específica y vibra a una frecuencia más alta que la nuestra, entonces ese mismo cristal hará que nuestra vibración se iguale a la suya.

 

Para las relaciones personales

Es siempre el mismo principio de «resonancia», «misma frecuencia» el que está en funcionamiento. ¿No decimos, cuando hablamos de relaciones: «estamos en la misma onda»?

Aplicar deliberadamente «la ley de la atracción» es un camino de conocimiento porque deliberadamente significa: por elección, voluntariamente, por saber lo que estoy haciendo.

El problema viene de este último punto, que a menudo se traduce por desgracia en la frase:

«…Veo los resultados que tengo en mi vida, que no son los que quiero, trabajo duro, siento que estoy haciendo «todo bien», etc. ¡Y sin embargo no puedo conseguir el trabajo que quiero, las relaciones que quiero, el peso que quiero, etc.»

Explicación: Estás haciendo algo que no te está dando el resultado que deseas ¡Sin saber qué es ese algo!


Esto es lo que tienes que entender sobre este principio de resonancia que funciona en todo el Universo:
relaciones personales
  • La Ley de Atracción SIEMPRE responde a la FRECUENCIA que EMITES.
  • Y la FRECUENCIA que emites corresponde SIEMPRE a lo que CREES.

Por ejemplo: Cuando llamas por teléfono a tu madre no esperas escuchar a tu jefe. Y si oyes a tu jefe te dices a ti mismo que te has equivocado de número y marcas entonces el número correcto. Eso es todo.

No te dices a ti mismo:
  • «… Ha sido cosa del destino»
  • «… No soy lo suficientemente buen@»
  • «… Esto me ocurre porque esto me pasó algo cuando tenía 5 años», etc.

En el momento, sólo tienes que marcar el número correcto que coincida con el de tu madre.

Y como se trata de una tecnología basada en principios científicos probados y validados, SABES que cuando marcas el número correcto escuchas al otro lado a la persona adecuada.

En la vida, este principio de «resonancia» significa: Recibes lo que crees.

Si tomamos la analogía del teléfono móvil: podríamos tomar la imagen de que los números de tu teléfono son tus PENSAMIENTOS y CREENCIAS. Cuando no tengas a la persona adecuada comunicando contigo a través de tu teléfono móvil, simplemente cuelga y marca de nuevo el número correcto.

Cuando en tu vida no tienes lo que quieres: simplemente debes ELEGIR los PENSAMIENTOS y las creencias correctas. Es tan sencillo como eso.

Saber coexistir y diferenciar entre los dos, es decir, entre el momento en que queremos algo y su «concreción» en nuestra vida, se llama simplemente vivir, se llama EXPERIMENTAR LA VIDA hasta que llega a nosotros.

Lo que significa que la ley de la atracción es un principio científico universal, válido en todas partes, en todo el tiempo, es Vida Eterna, Poder Creativo y Libre Elección.

«Vida eterna, poder creador, libre albedrío, todo es uno» es lo que TODAS las religiones han intentado «pragmáticamente» con sus palabras y simbologías más que hacerlo entender «científicamente».

En el siglo XXI «Vida eterna, poder creador, libre albedrío, todo es uno» ya es física.

 

Condenarse al éxito

ÉXITO o FRACASO es SIEMPRE el mismo principio de «RESONANCIA», la ley de atracción está en permanente funcionamiento. Antes del progreso de la ciencia y del entendimiento científico cuando alguien NO tenía éxito podía argumentar diciendo:

  • “… Ha sido porque Dios no ha querido”
  • “… Esto es cosa del destino”
  • “… La culpa es de mi madre, de mi pareja, de la escuela, del gobierno, etc.”

 

Céntrate en tu mundo interior

 

Mundo InteriorTodo lo que experimentas lo atraes por «resonancia». Si quieres cambiar tu vida, no debes centrarte en el mundo exterior, sino en tu mundo interior que «emite» esa vibración particular.

Dondequiera que vayas, te llevas a ti mismo. Y si tu autoestima es baja, tu carácter es débil y estás lleno de miedos, no importa qué objetivo te propongas, nada grande te sucederá. Si, por el contrario, intentas dominarte a ti mism@, con la misma intensidad con la que un ahogado busca el aire, entonces, por muchos obstáculos que haya en tu camino, sabrás que has nacido para ser formidable.

La ley de la resonancia también explica por qué cuando una persona es envidiosa nunca alcanzará los éxitos que desea. Esto sucede como hemos explicado anteriormente, porque la envidia tiene una vibración muy baja que atrae eventos similares, y por lo tanto negativos. Mientras que la persona que admira a las personas que son mejores, más inteligentes y más felices que él… se está preparando para experiencias similares, porque la admiración lleva su vibración a un nivel superior.

A menudo, quienes oyen hablar de este principio universal creen que pueden atraer lo que desean. Esto no es así. Atrae lo que es más útil para ti y no lo que deseas. Atrae lo que eres interiormente.

La ley de la atracción, sin embargo, se basa en lo que tienes «escrito» en tu inconsciente y no en lo que deseas.

Así que si en el fondo:
  • Si te sientes rico, entonces atraes el dinero que necesitas para llevar a cabo tus planes
  • Si te sientes pobre, te será difícil conseguir el dinero que necesitas
  • Si te amas a ti mismo, atraes a la gente que te aprecia
  • Si no te amas a ti mismo y te desprecias, atraes a personas que te despreciarán
Porque todo en la realidad tiene dos caras:
  • Salud/enfermedad
  • Riqueza/pobreza
  • Felicidad/tristeza
  • Energía/cansancio

Cuál de estas experiencias llega a nuestras vidas, lo decidimos inconscientemente en función de las emociones que sentimos durante el día, lo que pensamos y lo que esperamos. Así que somos nosotros los que atraemos resonantemente cualquier cosa a nuestra vida: tanto los aspectos buenos como los malos.

Con esta difusión de la «ley de la atracción», en lugar de decir que es culpa de… ahora muchas personas pueden SABER que hay un PRINCIPIO UNIVERSAL que SUBYACE a TODAS las experiencias de su vida.

 

Con este artículo deseo que veas que la física aplicada al florecimiento del ser humano tiene por objetivo traer a tu conciencia ese «algo que hago que no sé qué hago» para que te permitas traer LO QUE SI QUIERES a tu vida.

Gilberto Ripio para El Alma de Almu

 

 

También te puede interesar:                                                                                                          Otros artículos de Gilberto Ripio:

El Cubo de Metatrón

El Cubo de Metatrón

 

 

 

La espiral áurea

La Espiral Áurea

 

 

 

 

 

¿Qué es la Geometría Sagrada?

¿Qué es la Geometría Sagrada?

 

 

 

 

El lenguaje de las velas 2Cristales y Chakras
Abrir el chat