La espiritualidad

– ¿Qué entendemos por espiritualidad? –

ALMUDENA DUEÑAS

COACH TRANSPERSONAL / ✆ 662 059 074

El origen de la espiritualidad

Para hablarte de la espiritualidad, primero debo remitirme a Dios, el Universo, el Todo, la Fuente, el Creador Principal y el origen de la creación.

Antes de todo lo que conocemos, existía una energía, al que llamaremos el Creador Principal, una energía dulce, de amor incondicional. El Creador Principal en un momento dado, y desde su energía comenzó a crear otras energías con conciencia propia, pero formado por su energía.

Estas primeras energías son los ángeles y los arcángeles. Se siguieron creando energías, las almas o espíritus. Se crearon las dimensiones, el hogar para las almas, las galaxias, estrellas, el universo, los planetas…

El Creador Principal decidió vivir experiencias a través de su propia energía que son las almas, y a partir de ahí se creó el ser humano, animales…

espiritualidad terapias energeticas

Cada alma que encarna es parte del Todo, es decir todo es parte de la energía del Creador Principal. Para explicar esto algo mejor, ya que es bastante complejo, imagínate, nuestras almas o espíritus son un fragmento de la energía del Creador Principal. Todo, los seres humanos, la naturaleza, los animales, el universo formamos una única unidad con el Todo, es decir, somos 1.

¿Qué es la espiritualidad?

Puede haber muchas definiciones de espiritualidad, pero realmente la espiritualidad es nuestro espíritu, nuestra alma como forma de energía y forma parte del Universo o del Todo. La espiritualidad se basa en conectar con nuestro interior, en comprender que somos almas encarnadas, que venimos a vivir una experiencia para nuestra evolución.

La espiritualidad, al contrario que lo que nos enseñan desde pequeños de estar más pendientes del prójimo que de nosotros mismos, te hacer ser consciente de ti mismo,  tu eres el dueño de tu vida, y que tu has venido a vivir una experiencia, en la tú decides como quieres vivirla

Una vez que eres consciente de ti mismo, la espiritualidad nos ayuda a comprender que no podemos llenar nuestras necesidades de fuera, es decir,  que, para poder dar amor, ayudar, sentir compasión, perdonar… a los demás, primero tenemos que dárnoslo a nosotros mismos.

Nos dice que es imposible que ames al prójimo si no te amas a ti mismo, es imposible que recibas aquello que tu no te das.

El despertar espiritual

espiritualidad terapias energeticas

Muchas personas opinan que despiertas espiritualmente cuando te pasa algún suceso algo traumático, y a partir de ahí empiezas a buscar respuestas porque sientes la necesidad de ir más allá.

He escuchado a personas comentarme que empezaron su camino espiritual después de un accidente en el que vieron o sintieron… otras después de la muerte de allegados. En mi caso, no ha sido así, desde siempre busqué respuestas a todas mis preguntas porque necesitaba entender la finalidad de la vida.

Mi despertar ha sido lento… estaba pasando una época un poco caótica y mi alma me fue guiando hasta este camino. Realicé el curso de reiki y recuerdo que fue con la iniciación. Al día siguiente recuerdo que en un momento que estaba tranquilamente, calmada en casa y de repente me empezó a invadir un sentimiento de amor impresionante, y me vino a la mente, y tuve una visión de que la energía del amor me estaba abrazando… fue una experiencia increíble.

En el momento que despiertas espiritualmente, comprendes que debes crecer y empiezas a sentir que debes trabajar en tu interior, a amarte, a respetarte, a confiar en ti.

Te dejo un pequeño fragmento de una canalización que realicé con mi Guía evolutivo, Rocstasa:

El despertar espiritual se produce cuando el ser humano acepta e integra su condición en estado de alma.  Cuando acepta que su vida sin su ser de luz carecería de sentido, que ha venido a aprender lecciones, a cumplir misiones. Cuando acepta que, a pesar de su traje terrenal, debe amarse por encima de todo.  Integra que es un alma eterna, que en esta vida y con este traje sólo estará un tiempo, el tiempo que su alma encarnada marcó para cumplir sus aprendizajes y misiones.

Cuando el ser humano despierta espiritualmente, es cuando empieza a conocerse y cuando empieza a ver la belleza de todo lo que le rodea, sube la vibración del amor incondicional. 

Es capaz de mirar con otros ojos la vida que le rodea, es capaz de conectar con la alegría, es capaz de experimentar desde otro punto de vista menos material, es capaz de integrar sus aprendizajes y saber por qué motivo vivió una u otra situación.

Una vez que el alma ha despertado, el alma tiene sigue teniendo libre albedrío, y con esto quiero decir querido ser humano, que puede optar por seguir experimentando su vida terrenal integrando su parte espiritual o puede optar por no seguir desarrollando parte espiritual, y no temas mi querido ser humano, porque todo está bien, pues nada ni nadie es juzgado. 

Sabemos mi querido ser humano que el alma encarnada, lo hace lo mejor que puede, pues no es libre de actuar, ya que también depende de su parte más terrenal, el ego.

Como te cambia la espiritualidad

Cuando comienzas a desarrollarte espiritualmente, integras en tu interior que lo principal en tu existencia eres tú, no en un sentido egocéntrico, ni mucho menos, pero sí a la hora de tomar tus decisiones, no dejarte influir por otras personas y saber realmente como quieres vivir tu existencia.

Integras que el vivir estresado, enfadado, frustrado, no te sirve de nada. Y respecto a la vida de los demás la dejas de dar importancia. Con esto me refiero a que empiezas a respetar la vida de los demás, no juzgas, dejas de criticar, pero no porque te esfuerces para ello, simplemente porque ya no te sale.

Esto normalmente conlleva un desarrollo espiritual, un trabajo interior, en el que la vibración de tu frecuencia energética se eleva, y hay muchas personas, amistades, que se van perdiendo por el camino, es decir que esas personas que ya no vibran en la misma frecuencia que tu, normalmente desaparecen de tu vida. Aquí entra en juego la ley universal de la atracción, comienzas a atraer a tu vida a otras personas que vibran en tu misma frecuencia.

Esto no pasa de un día para otro, pero si vas viendo como surge un cambio interior en ti, acciones como criticar, juzgar, meterte en la vida de otros… ya no va contigo. Dejas de necesitar buscar el amor en el sentido de que te quieran como tu quieres que te quieran, la aprobación…En tu sabiduría interna sabes que no puedes buscar fuera lo que tu no te das. Comienzas a respetarte a ti mismo y con ello respetas igualmente a los demás.

Técnica de conectar con tu interior

Una de las técnicas que te permiten conectar con esa parte de ti, con tu interior o con tu alma es la meditación. A través de ella conectas con tu interior, empiezas a conocer que además del cuerpo físico, tienes otros cuerpos energéticos, como el cuerpo mental, el cuerpo emocional, y comienzas a sanar emociones, conectas con la paz interior y con la práctica consigues acallar tu mente.

Comienzas a restarle importancia al ego, que es el que no te deja ver más allá. Con esto no quiero decir que ya no le des importancia a nada, pero cuando te llega un problema, en lugar de hundirte en él, intentas restarle importancia, mirarlo desde fuera y buscar una solución.

Te ayuda a desprenderte del apego y te ayuda a conectar con otras emociones de más alta vibración. Esas que en tu vida normal te alegran el día, que te aportan felicidad.

Aquí, cabe decir, que cuando despiertas espiritualmente comprendes que las circunstancias de tu vida te las creas tú. Tienes libre albedrío y con tu energía y decisiones atraes diferentes sucesos a tu vida.

Diferencia entre religión y espiritualidad

El ser humano de por si, nos sentimos solos y necesitamos creer en algo. Normalmente nos aferramos, en mi caso por mi cultura, a la religión cristiana, a Dios.

La espiritualidad te enseña que tienes que creer en ti, que eres más que un cuerpo físico, que tu eres la persona más importante de tu vida. Que solo puedes amar a otros si te amas a ti. Y comprendes que tu vida nadie la va a vivir por ti.

No quiero decir que dejes de creer en Dios o en mi caso el Creador Principal, pero si que dejes de verle como un Dios castigador, que si haces esto vas al infierno… Al contrario, es un Dios de puro amor, de perdón, de comprensión, de compasión… somos una unidad con Él, ¿tú dejarías de querer a tus hijos por una mala acción que cometieran?

En miles de ocasiones podemos realizar una mala acción, pero en nuestro foro interno somos nosotros los que conectamos con Dios y hablamos con él. Desde mi punto de vista, no necesito acudir a un intermediario que me diga que tengo que rezar cuatro oraciones para que Dios me perdone. Nuestro Creador en si es perdón.

espiritualidad terapias energeticas

Desarrollo espiritual

espiritualidad terapias energeticas

Somos humanos, y hemos venido a vivir una experiencia, con sus altos y bajos, con emociones positivas y negativas. Y si te digo, que, aunque te puedas seguir enfadando, el nivel de enfado se relaja, comprendes que todas las personas, al igual que tu, han venido a vivir una experiencia, que todas tenemos un plan pre-natal y que cuando hay personas que te hacen algún daño es porque así puede estar establecido. Quizá necesites aprender una lección que necesitas para tu evolución.

El desarrollo espiritual, no te quita que sigas viviendo las experiencias que has venido a vivir, pero si te ayuda a comprenderlas, a integrar eses aprendizaje y a seguir hacia adelante. Por supuesto que puedes llorar, patalear o sentir enfado o frustración… pero comprendes que todo pasa por algo, que nada es casualidad.

Este es un pequeño fragmento de una canalización con el Guía Shakiel, en la que nos habla de la evolución del ser humano:

  • El 1º grupo, el nivel de evolución es pequeño, prefiere seguir aferrado a su mundo material, y aunque en ocasiones si tiene dudas existenciales, al final encuentra en todo lo terrenal sus repuestas. No quieren ver más allá de donde su vista alcanza, no quieren creer en nada que sus sentidos no puedan apreciar. 

  • El 2º grupo, le podríamos llamar el primer nivel de evolución espiritual, en este grupo podríamos clasificar a personas que acaban de despertar espiritualmente y están integrando que en realidad son energía, y que están aquí y ahora para una evolución de su alma. 

  • El 3º grupo, mis queridos amigos, son aquellos que trabajan en su espiritualidad, comprenden que tienen un camino de aprendizajes, de oportunidades. Comienzan el desapego de todo lo material. Trabajan en su interior, en sus emociones y comienzan a manifestar para co-crear sus circunstancias, su realidad. 

  • Y el 4º grupo, lo podríamos definir como un nivel de evolución máxima, son todos aquellos seres humanos que son conscientes de que son energía. Potencian su energía, trabajan para purificarse, para deshacerse de aquellas emociones o situaciones que no les hacen bien. Saben que su cuerpo es su templo, y lo cuidan como un preciado tesoro. Todo es correcto, dentro de cada grupo mi querido ser humano podríamos hacer subgrupos, pues cada uno tiene experiencias diversas, y cada uno lo vive con intensidades diferentes dentro de su grado de evolución. 

Leyes espirituales

Hay diversas leyes espirituales o universales, yo he llegado a leer en un libro cincuenta leyes espirituales. No te voy hablar de las leyes, sino de los cuatro principios de la espiritualidad. Existen cuatro principios en la espiritualidad:

  1. La persona que llega a tu vida siempre es la persona correcta: Esta es una de las primeras leyes de la espiritualidad. A modo de ejemplo si una relación ya sea de pareja, de amistad, etc. sale mal, simplemente esa persona ha formado parte de tu vida, y ha sido tu maestro, y tu también has sido su maestro. Ambos os habéis enseñado algo que era necesario para la propia evolución de la persona.
  2. Lo que sucede es la única cosa que podría haber sucedido: Esta ley de indica que nada pasa por casualidad sino como dicen los Guías en cada situación que vives hay una causalidad, es algo que tiene que pasar porque así está establecido para tu evolución.
  3. Cualquier momento en el que algo comienza es el momento correcto: Todo llega cuando tiene que llegar, no se puede acelerar algo, todo ocurre en el momento que así está establecido.
  4. Cuando algo termina, termina: Cuando una persona se va, un proyecto, un trabajo se acaba, es porque ya ha cumplido su misión. Has aprendido o has aportado un aprendizaje. No está en tu camino de vida seguir por ese sendero, y algo bueno vendrá detrás.

El plan del alma o pre-natal

Todos antes de encarnar junto con nuestros Guías, establecemos un plan del alma, con los aprendizajes que necesitamos para nuestra evolución. Dentro de ese plan del alma, existen infinitas posibilidades, por lo que tienes libre albedrío para decidir por donde quieres ir.

Todas las situaciones que están establecidas pasan para tu evolución. De hecho, a lo largo de nuestra vida se nos repiten situaciones porque no hemos aprendido la lección, no la hemos integrado.

Para poder cambiar esto, necesitamos que de cada situación que nos ocurra, quedarnos con el aprendizaje, y soltar todo lo que conllevó a ello.

En definitiva, la espiritualidad es ser consciente de ti, amarte, respetarte, confiar, dejarte fluir… para ser espiritual no hay creencias, no hay tipos de alimentos, no hay formas de vestir, solo hay que ser consciente de ti, de lo que sientes, de tus necesidades, y vivir el presente, el aquí y ahora.

La espiritualidad no es una religión, es un trabajo interior que dura toda tu existencia, cuando hablamos de evolución espiritual, hablamos de aprendizajes que hemos superado, de emociones dañinas o situaciones que hemos soltado de nuestro ser, y somos conscientes de ello.

Todos Somos Uno, esta es una de las leyes espirituales más importantes. Cuando eres capaz de amarte a ti mismo, aceptarte, respetarte, eres capaz de hacer lo mismo con todo lo que te rodea. Esta ley te dice que todos estamos conectados entre nosotros, y conectados con la naturaleza, con el universo… y con el Todo.

La espiritualidad es ser consciente de tu luz interior

Uriel

Abrir el chat